INFORMACIÓN
ANUNCIANTES
PROVINCIA:
NOTICIAS · MOTOS
FATAL DESENLACE
La odisea de José Manuel Pérez, «El Carni», tras su grave accidente el pasado jueves ha terminado de forma trágica con su muerte, inesperada para sus familiares y amigos pese a la gravedad de sus heridas. Habían conseguido hablar con él en varias ocasiones y parecía que podría recuperarse. No ha sido así y el motociclista español falleció en el hospital de Alicante, en España, a la edad de 41 años.

Atrás queda la etapa entre Zouérat y Tichit del jueves, una superespecial de 660 kilómetros, en la que antes de llegar al primer punto de control -a 261 kilómetros de la salida- caía el piloto. Enseguida se vio que el accidente era grave porque había sufrido un fuerte golpe abdominal, que le supondría la posterior extirpación del bazo, un riñón y parte del hígado.

A partir de su localización tras el accidente por parte de la organización, comenzó su particular calvario, que acabó con él en Alicante en la madrugada del lunes 10 de enero -estaba previsto su traslado a España para el sábado, pero otro participante sufrió un accidente y el avión de la organización, que tenía que traer al piloto a casa, tuvo que recogerlo, por lo que la vuelta se retrasó un día más, donde fallecía poco después de su llegada sin que se pudiese hacer nada por salvar su vida a pesar del seguimiento médico que tuvo.

El fatal desenlace se produjo a la media hora de llegar al Hospital General de Alicante, donde se le trasladó con una fiebre muy alta después de aterrizar en el aeropuerto de El Altet a las cinco de la mañana del día 10.

El desplazamiento ha desatado la polémica entre los familiares del piloto fallecido y los organizadores. Para éstos, la orden del traslado fue acertada porque el estado de «El Carni» era estable y se le podía trasladar a España con total garantía. La familia, desgarrada por el dolor, opina todo lo contrario. Lo mismo que algunas fuentes médicas que, aunque con prudencia, consideran que el traslado pudo ser, cuando menos, «precipitado».

El portavoz de la familia, Ricardo Pérez, explicó ayer que «nadie se esperaba que pasara algo así, pese a que éramos conscientes de que lo que tenía era grave. De todas formas, hablabas con él y veías que evolucionaba bien. Teníamos ilusión de verle aquí, con nosotros, de hablar con él, pero no sabemos cómo ha podido complicarse tanto el tema durante el viaje». Añadió que «nos han dicho que llegó con una fiebre muy alta. No sabemos por qué lo han repatriado a España si realmente no estaba bien, ni si la situación se complicó en el traslado. No sabemos nada de lo que ha pasado. Lo único cierto es que ha muerto».

Según Pérez, «después de que se le operase y se le extirpase el bazo y un riñón se encontraba estable. El accidente que había tenido era serio. La intervención que se le hizo en urgencias era muy importante, pero evolucionaba bien. De hecho, la familia habló dos o tres veces con él». Pérez indicó que «la organización del Dakar estimó que era oportuno trasladarlo a España, para lo que venía acompañado por un médico, con una UVI móvil. Pero cuando ha llegado aquí los médicos se ha puesto a correr porque tenía una fiebre muy alta y en media hora se ha ido».

El cuerpo fue trasladado ayer desde el Hospital General de Alicante, donde se le practicó la autopsia, al tanatorio de Elche y será enterrado este martes 11 de enero.

MOTORGALLEGO.COM ·Mail: info@motorgallego.com·