INFORMACIÓN
ANUNCIANTES
PROVINCIA:
NOTICIAS · NOTICIAS
GALLEGOS SIN CARNET.

Nuestro agradecimiento a JOSE MANUEL PAN Y A LA VOZ DE GALICIA por autorizarnos a difundir este tema que esta afectando a tantos gallegos que solo quieren sacar el carnet para conducir. GRACIAS.

" Pocas veces una huelga de tan escaso número de trabajadores alcanza la repercusión de la que mantienen los examinadores de Tráfico desde mediados de junio y que paraliza las pruebas del carné de conducir en toda España, con más de 150.000 alumnos sin poder examinarse y más de 20 millones de pérdidas para las empresas de autoescuelas.


En Galicia se suspenden unos 300 exámenes al día desde el 19 de junio, cuando empezó la huelga de los tres días a la semana: lunes, martes y miércoles. En ese tiempo más de 4.000 aspirantes han perdido la oportunidad de examinarse del carné.


Tráfico asegura que las pruebas anuladas se van a reprogramar, pero el tapón es cada vez más grande porque hay que meter en dos días (jueves y viernes) lo que no se hace en tres. Además, en agosto no hay exámenes en todas las jefaturas y en las que los hay la mitad de los examinadores se irán de vacaciones hasta septiembre, cuando se anuncia la huelga indefinida que puede ser la puntilla para las autoescuelas.


En Galicia hay unas 500 autoescuelas. La mayoría son microempresas que subsisten a la crisis y a la despoblación. Arrastran una situación muy delicada que esperaban paliar en junio y julio, pero la huelga las ha puesto contra las cuerdas y muchas no podrán mantenerse. «Esta huelga nos lleva a la ruina», dice José Manuel López Marín, presidente de las autoescuelas gallegas. José Miguel Báez, de la Confederación Nacional de Autoescuelas, sostiene que lo peor está por venir: «Nos preocupa el día después».
Los examinadores reconocen el problema que les están causando a las autoescuelas. «Que nos dejen de mentir, que el director general de Tráfico se aclare y diga qué solución van a adoptar, porque esto se va alargando cada vez más y las consecuencias van a ser peores, y no para nosotros, sino para las pequeñas y medianas empresas del sector de las autoescuelas, que son las afectadas por la situación», admite Vanesa Fernández, delegada en Galicia de la potente asociación de examinadores Asextra y miembro del comité de huelga. Ayer en A Coruña dijo que la solución al conflicto «es muy fácil». Propone modificar el presupuesto de la DGT, «que tiene fondos propios con los que aplicar la subida que el propio director general admitió como justa».


Fernández reclama soluciones al director de Tráfico: «Si no es capaz de gestionar este conflicto, lo mejor es que dimita y deje a otro en su puesto».
Un trabajo en el asiento de atrás de un coche y solo abierto a funcionarios.


El puesto de examinador de la Dirección General de Tráfico está abierto solo a funcionarios del Estado, que deberán tener cumplidos 23 años, ser titulares de un carné de conducir de la clase B (de coche) con al menos tres años de antigüedad y estar en posesión del título de bachiller o equivalente. Los aspirantes deberán superar una prueba previa de conocimientos y otra de práctica en la conducción. Quienes superen esa fase tendrán que pasar un curso de cualificación inicial y otro de cualificación profesional que se desarrollarán consecutivamente y que tienen una duración de casi un año.


Valorar las pruebas


La función principal de un examinador de la Dirección General de Tráfico es valorar y calificar las pruebas de los aspirantes a la obtención del permiso de conducir. La mayor parte de su jornada laboral transcurre en el asiento de atrás de un coche de autoescuela, desde donde examina a un máximo de 13 alumnos por cada día de trabajo. Los examinadores son los que tienen que comunicar al aspirante si es o no apto para obtener el carné de conducir. Esos dos aspectos son precisamente los que destacan en su reivindicación de una subida salarial.


Penosidad


En el coche se exponen a frenazos, a maniobras bruscas e incluso a accidentes de circulación, ya que cuando ellos se encuentran dentro del vehículo el conductor es alguien lógicamente inexperto. Ese es uno de los riesgos que estos trabajadores asignados al Ministerio del Interior argumentan en sus planteamientos para reclamar un complemento específico por penosidad de unos 250 euros al mes que sirva para «dignificar» su puesto de trabajo.


Poco valorado


Un examinador del carné de conducir percibe entre 1.200 y 1.500 euros al mes en función de la antigüedad. Fuentes de Tráfico reconocen que ese puesto está actualmente poco valorado y por eso resulta escasamente atractivo para otros funcionarios de la DGT y mucho menos para personal de otros departamentos de la Administración del Estado, lo que explica que en la actualidad haya 170 examinadores menos que en el 2011."

 

MOTORGALLEGO.COM ·Mail: info@motorgallego.com·